Preguntas Frecuentes.

¿Cómo evalúan el aprendizaje adquirido?

Nuestras metas de aprendizaje son bien definidas y nuestras evaluaciones semestrales se basan en observaciones profesionales de cada niño.

¿Cómo mantienen el orden en un ambiente con tanta libertad para el niño?

Tenemos límites y reglas pero los aplicamos suavemente y con amor sin dañar la autoestima del niño. La disciplina debe poco a poco nacer desde dentro del niño y no ser una imposición de fuera.

¿Cómo puedo apoyar a mi hijo?

Consideramos que nunca es demasiado tarde para aprender pero que sí puede ser demasiado temprano. En iYari apoyamos el interés y el gusto por aprender que surge naturalmente, nunca lo imponemos.

Si quieres apoyar a tu hijo, hazlo leyéndole cuentos, saliendo a pasear en la naturaleza y que camine solo (sin carreola), cocina con tu hijo e involúcralo en actividades en común, limita el uso de televisión, tablets y computadoras – y sobre todo: sé un buen ejemplo que pueda imitar y quiera respetar.

Dejar que haga todo lo que quiera, es privarle de los límites que tanto necesita para poderse desarrollar en armonía. Sé firme pero con amor. Tú eres el adulto y te corresponde tomar decisiones grandes. Tu hijo puede tomar decisiones pequeñas.

Es importante entender que el intelecto en un niño no está muy desarrollado todavía, y que es vital el no sobrecargar a los niños de tanta información intelectual cuando piden explicaciones. Otra forma de apoyarlos es dejarlos que saquen sus propias conclusiones y deducciones de las cosas: una buena manera de hacerlo es devolviéndoles la pregunta: “Y tú, ¿qué piensas?” – con el fin de que puedan reflexionar solos. No es tan importante que la conclusión sea “correcta” –  el niño entiende lo que puede entender en un momento dado de su vida. Si como padres y madres nos tomamos el tiempo de escuchar a nuestros hijos, nos van a dejar asombrados por las ideas y pensamientos que tienen.

¿Como aprenden si no les enseñan?

Les enseñamos si ellos nos lo piden, pero aprenderían aún, si no les enseñamos. El aprendizaje es natural y pasa todo el tiempo. Los bebes aprenden a gatear, caminar y hablar sin ser instruidos formalmente, ellos ven lo que existe a su alrededor, copian y aprenden las habilidades que necesitan para crecer en independencia y conectar con las demás personas.

Las comunidades de aprendizaje que valoren la autenticidad y la colaboración, es inevitable que aprendamos los unos de los otros. A veces esto pasa mediante lecciones y talleres, a veces en conversaciones o modelando. Pero SIEMPRE está pasando.

¿Cómo aprenderán mis hijos los conocimientos básicos?

Si algo es básico para su vida, no puedes evitar el aprenderlo para vivir una vida plena en este mundo. Lo “básico” estará capturado en el ambiente natural de aprendizaje, que pasa conforme va viviendo. No necesitamos forzarlos o entrenarlos para que aprendan cosas “básicas”. Los conocimientos y habilidades básicas, esta definidas [por nuestro mundo actual. Lo que un día fue básico como el ensillar un caballo hoy en día es básico saber como abrir un buscador en internet.  La riqueza en el ambiente en que operamos nos hace priorizar conocimientos y habilidades basándonos en nuestras experiencias.

¿Hay ciertos niveles de matemáticas o lectura que pretenden alcanzar?

Los niños son naturalmente capaces y curiosos. En un ambiente rico y estimulante no tenemos que tratar de ensenarles nada, ellos se enseñan solos o piden ser enseñados, cuando necesitan matemáticas para jugar un videojuego, seguir el deporte, cocinar muffins presupuestar para un viaje o navegar el mundo ellos lo aprenderán. Cuando necesiten leer o escribir un blog para crear historias con sus amigos, manejar sus propios blogs, o usar las herramientas de la comunidad ( Kanban, game shifting ) de manera independiente, saber que pasa en el próximo libro de Harry Potter, descifrar notas de amigos, investigar sobre dinosaurios, o navegar el mundo, lo aprenderán o van aprender. Especialmente en un entorno donde los facilitadores modelan la pasión por el aprendizaje y la comunidad apoya a los estudiantes que aprenden a su ritmo (en lugar de avergonzarlos), los niños mantienen su curiosidad y están deseosos de seguir aprendiendo.

¿Dan prioridad a ciertas materias?

No tomamos el conocimiento como fraccionado por materias, si lo hiciéramos desalentaría a los aprendices del pensamiento interdisciplinario. El aprendizaje no es la acumulación de conocimientos, se trata de hacer conexiones, entendimiento profundo, resolución de problemas, crear y compartir. Los facilitadores apoyan a los estudiantes en la exploración, en la correlación de lo que están aprendiendo con el mundo que nos rodea. Priorizar y separar temas de manera tradicional es poco útil desde esta perspectiva.

¿Cómo priorizan los estudiantes sus metas e intereses?

De muchas maneras, no tenemos mecanismos explícitos en ninguna de nuestras herramientas para detectar prioridades, dicho esto los niños han creado y adaptado herramientas por ejemplo: priorizar intenciones, ellos ponen sus propias metas, priorizan sus actividades que los llevan a cumplir esas metas, como la mayoría de nosotros cuando queremos lograr algo, y reflexionan en como eligen usar su tiempo.

¿Cómo los exponen a nuevos escenarios?

Los niños de hoy están nadando en un mar de información. Están expuestos a una mayor variedad de ideas, culturas, hechos, problemas y oportunidades en un mes, que las generaciones de hace 50 años en toda vida. Los niños de hoy tienen en sus manos gadgets con acceso a información instantánea de documentos que contienen casi todo el conocimiento humano. Después les pedimos que los dejen, los encerramos en aulas y les damos de a cucharaditas pedacitos de información aislada y fuera de contexto. Les pedimos memorizar cosas que podrían encontrar de manera instantánea, luego los calificamos en base a su capacidad de repetir o responder preguntas correctamente en un examen. La presunción de que esta es la manera mas lógica de hacer las cosas, es disparatada.

Las escuelas tradicionales les limita a los niños el flujo de información disponible y divide esa información en pequeñas partes desconectadas de sus vidas (inglés, español, matemáticas, ciencias, biología) luego presenta esta información a ellos, como si nunca la hubieran podido conocer de otra manera. El conocimiento es algo holístico e integrado, y los niños lo integran todo el  tiempo vayan o no a la escuela.

La verdadera pregunta de hoy debería de ser: ¿en esta sobreexposición, como mi niño podrá aprender a filtrar lo que es importante de lo que no? Para enfocarse en su pasión y distinguir información útil de la que no lo es, estas son habilidades importantes para un niño en la actualidad… habilidades que no desarrollaran en una escuela que filtra la información por ellos.

¿Cómo aprenden a operar en el mundo real?

Viviendo de manera activa, ellos reconocen que el mundo entero es su escuela. Van de compras para un proyecto de cocina, pasan tiempo en los parques, llaman a restaurantes para preguntar sobre horarios, a tiendas para preguntar sobre inventarios, organizan salidas a lugares de interés, crean oportunidades de emprendimiento, participan en actividades de la comunidad. Pueden hacer todo esto y más cualquier día, y de hecho son alentados a hacerlo.